Slegs Gister


 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  Afiliados Normales  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Últimos temas
» Eliminación de la afiliación élite a Warrior Cats Spain
Vie Jun 20, 2014 11:30 am por Invitado

» Afiliación Elite Saint Seiya Otherworld (Botón Caído de afiliados elite)
Sáb Mayo 24, 2014 10:03 am por Invitado

» Middle-Earth RPG {Foro de rol de El Señor de los Anillos} -Confirmación de cambió de Botón
Dom Mayo 04, 2014 11:43 pm por Invitado

» Amaranth [Confirmación de cambio de botón]
Dom Mayo 04, 2014 5:24 pm por Invitado

» Kanbina Shi [Confirmación de cambio de botón]
Vie Mayo 02, 2014 10:16 am por Invitado

» #NIGHT ISLAND#—Rol Yaoi /Hard Yaoi/Shota/Bara— [ÉLITE]
Vie Mayo 02, 2014 10:06 am por Invitado

» Describe al de arriba en una palabra.
Jue Mayo 01, 2014 10:52 pm por Midori Ren

» ЯЭFLЭCTЭĐ ĐIΠЭИSIΦИS [Afiliación Élite]
Jue Mayo 01, 2014 10:44 am por Adonai

» Roleplay·World // afiliación normal - foro[+18]
Jue Mayo 01, 2014 10:43 am por Adonai


Comparte | 
 

 Okui Zravost (ID)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Okui Zravost

avatar

Mensajes : 7

MensajeTema: Okui Zravost (ID)   Sáb Mar 01, 2014 8:15 pm


Okui Zravost
Demonio - Homosexual- Uke - Hela - Aparenta 18



Descripción Física
Cualquiera que viera a éste joven sería incapaz de reconocerlo como el custodio de la gula. La gula es conocida como el desordenado deseo de consumir algo por puro placer y, comúnmente, éste algo está estrechamente relacionado con la comida o bebida, por ende es fácilmente vinculado con la gordura. No obstante, Okui ha sido bendecido por los dioses con un cuerpo resplandeciente de hermosura, siendo poseedor de una esbelta y marcada figura. El tono de su piel es blanco, un blanco pulcro, carente de imperfección alguna, mientras que sus ojos son unas cautivantes y sensuales orbes de color gris claro, las cuales se asoman traviesas y curiosas por aquel rostro de atrayentes y encantadoras facciones.

La cabellera de éste demonio es color chocolate, lacia y larga, llegándole debajo de su pecho, pero disfruta de amarrarlo de diferentes maneras, todo dependiendo de la ocasión.

A pesar de todo, es alguien bajo en estatura ya que mide un metro con sesenta y siete centímetros, pero, el no necesita ser un sujeto alto para llamar la atención, con su simple presencia basta. De igual manera, su ropa tiende a ser casual y espontánea. No es de aquellas “señoritas” que pasan horas frente al espejo, ya que… Si fuera por él, estaría todo el tiempo desnudo. Su comodidad es lo primero. No obstante, tiene un peculiar e insano gusto por la joyería. Siempre se le ve con diversos collares, anillos y/o pulseras, sin mencionar la presencia de sus perforaciones (llegando a tener un piercing hasta donde no le da el sol). Entre todas, hay que destacar el anillo que siempre porta. Es una hermosa sortija que tiene como gema decorativa el rubí en forma de talla ovalada, no hay día que salga sin ella.

Sin embargo, en la descripción física de Okui es primordial resaltar su otra imagen, la demoniaca. En ella su mirada cambia, la pupila de los ojos se alarga, dándole así un toque de felino que acecha a su presa astutamente a su presa, mientras que sus uñas cambian a afiladas garras de color negro, siendo capaz de lastimarse a sí mismo si no actúa con cuidado.

Set de Okui

Spoiler:
 

Personalidad
Si hay que describir en pocas palabras al custodio de la gula, éstas serían: altivo, seductor y caprichoso.

Cuando este diabólico ser quiere algo, no se rinde hasta alcanzarlo. A él no le importan los medios que tenga que emplear, si son los más sucios, inmorales u obscenos, ese tipo de minorías no tienen ningún peso sobre sus deseos. Si él desea una cosa, la obtiene. Los deseos son su perdición y él no puede controlar el impetuoso crecimiento de los mismos, se salen de su control.

Es poseedor de un alto nivel de ilusión y distracción gracias a su pecado. Una de sus mayores perdiciones son las comidas, y cuando él come con otro ser, éste suele pensar que apenas y ha tocado su comida, cuando en realidad ya va por el cuarto plato. Sin embargo, no todos sus deseos rondan en la comida, hay que destacar el hecho de que Okui es un ente con gran actividad sexual. Adora ser el pasivo en todo acto lascivo, formando un papel importante a la hora de juegos sexuales y parafilias. No para hasta que se siente completamente satisfecho ¿Insaciable? Sí, tal vez, porque parece serlo. No por nada se ha ganado su bien merecido apodo del “El Goloso” en Hela.

No obstante, gusta de llevar las riendas en una relación. No permite que lo sometan, porque él es un ser orgulloso, lleno de supremacía. Jamás podría permitirle a otra entidad que sienta superior a su persona.

A pesar de todo, es un niño mimado. Le gusta que se haga lo que él quiere, cuando quiere, y como él quiere, cosa que lo ha llevado a ser independiente. Por el contrario de como muchos piensan, no por ser demonio significa que ande buscando pleito a cada rato, o algo parecido. En lo absoluto, Okui es alguien pacifico, prefiere esquivar las peleas y, entre risas y burlas es capaz de solucionar grandes males ¡Inclusive llega a ser alguien bastante cariñoso y encantador! Con sus hermanos es un jovencito completamente adorable, y eso ha hecho que sepa dónde tirar el “gancho” para así doblegarlos con facilidad. No por nada es el demonio que mejor se lleva con todos sus hermanos (aparte de que le conviene). Los adora en demasía, aunque no sea algo que exprese con facilidad. Tal vez sólo no quiere perder a alguien querido de nuevo...

Pero, cuidado, que no quieres tener a éste demonio como enemigo. Hacerlo enojar es bastante sencillo. Si sus deseos no se cumplen desata aquel lado oscuro que siempre suele esconder.

Sin embargo, fuera de todo esto, Okui es capaz de amar muchas cosas (Las cuales terminan devoradas… En ambos sentidos), pero encontrar a una persona que pueda satisfacer todos sus gustos es bastante complicado. Muy en el fondo de aquella lujuriosa alma se esconde un demonio realmente cariñoso, amoroso y ¿por qué no? Hasta cursi, es sólo que no ha llegado el indicado como para hacer que ésta libertina alma deje todos sus placeres a un lado y se limite a disfrutar del amor…

Historia
Hace muchos años, existieron siete vicios que fueron tachados como deplorables. Estos eran la lujuria, pereza, gula, ira, envidia, avaricia y soberbia. Cada uno de ellos fueron, en un inicio, energía pura que vagaba en el mundo de los inmortales teniendo la única tarea de seducirlos e incitarlos a perderse en los sentimientos que el vicio podía despertar en ellos. Pocos años más tarde, estos vicios adoptaron el nombre de “pecados capitales” gracias a la desobediencia de los humanos, y dicho nombre trajo consigo la creación de Satanás, dios de Hela. El dios les brindó a aquellos espíritus un cuerpo y propósito a cambio de que éstos le otorgaran sus poderes como fieles servidores a su palabra, y sin poderse negar, todos aceptaron, algunos a regañadientes, otros gustosos, como el caso de Gula, quien más tarde adoptó el nombre de Okui Zavrost, para así poder adentrarse a la colosal y tentadora aventura que el mundo humano le otorgaba con la ayuda de su nueva figura.

No obstante, la llegada de Satanás trajo al poco tiempo tres razas: sabios, guerreros y castigadores. Cada una de ellas poseía diferentes obligaciones, y Okui, al ser guerrero, tenía el deber de luchar en mandato al infierno, mas no podía hacerlo sólo. A diferencia de sus hermanos, hubo alguien que le enseñó todo lo que sabía. Ese alguien recibía el nombre de Eligos, también conocido como Abigor o Eligor, gran duque del infierno, comandante de sesenta legiones de demonios, aquel que descubre lo oculto y conoce el futuro, experto en guerras y soldados. Okui tuvo la dicha de que tal duque fuera quien le enseñara todo, y gracias al poder y belleza de éste, no pudo oponerse ante sus órdenes.

Fue inevitable para Okui caer perdidamente embelesado ante Eligos ¿Cómo podía ignorar la belleza que rodeaba a tan encantador e hipnotizador ser? Aun es capaz de recordar el primer momento en que sus ojos se cruzaron con los ajenos, inclusive sintió como una corriente eléctrica le recorría completamente y de manera involuntaria… Aquella amatista y severa mirada fija en él, junto con esa sedosa cabellera de finas hebras doradas. Era imposible. Un ser tan hermoso y perspicaz no podía ser ignorado con tanta facilidad. Y por supuesto que no lo fue.

Okui cayó ante los encantos del duque, y viceversa.

Ninguno comprendió jamás que tipo de relación llevaban. Eran maestro y alumno, pero ¿Nada más? Eran incapaces de aceptar los sentimientos que tenían el uno para con el otro…

Pero con el lento paso del tiempo, ese maravilloso ser fue capaz de tener algo más que una relación de maestro y alumno con el custodio de la gula. Ambos demonios realizaron un pacto de sangre para definirse completamente como hermanos, aunque esto, para ellos, iba más allá de lo que cualquier ente podría imaginar. No es que fueran pareja, tal vez ni siquiera amantes… Pero algo los unía, un algo que estaba muy lejos de recibir cualquier posible descripción aceptada por estos dos orgullosos y libertinos demonios… O tal vez, sólo no querían aceptar la definición de ese algo…

Claramente, era un algo que se definía por la palabra amor, pero ambos demonios eran almas libres, y no podían darse el tormento de privarse de aquella libertad a la que estaban tan acostumbrados. Okui jamás podría renunciar a sus inexistentes pero presentes alas...

El pacto entre ambos fue sellado a través de sangre, valiosos artefactos y pasión desenfrenada. Eligos selló en un rubí la sangre de su discípulo y la propia, realizando un anillo con la misma sortija, mientras que Okui hizo lo mismo, pero con un arma de fuego que su mismo mentor le había regalado en muestra de su callado y nada bien disimulado cariño. Después de una noche de pasión de la que sólo ellos fueron testigos, aquel compromiso se dio por hecho.

Pero… ¿Qué había significado aquella noche para ambos?

Okui adoraba sentir el calor que su amado maestro despertaba en él. Era un calor indescriptible, un calor que iba aumentando poco a poco conforme más tocaba, un calor que le hacía desear más y más. Fue un deseo que, tal vez, llevó a Okui a la perdición…

Deseoso de más comenzó a usar sus encantos contra demonios, ángeles y muertos en busca de aquella desbordante sensación que el duque despertaba en él, pero… Se vio en la mala suerte de que las cosas no pasaran como él lo deseara. No hubo siquiera un ser que lo hiciera sentir cómo el sabio… Es que… ¿Qué tenía él que lo hacía sentir así?...  Era… Inexplicable… Cada una de sus “victimas” pudo hacerle sentir placer, excitación y gozo… Pero jamás sintió aquella pasión proveniente del demonio ¿Por qué sólo él?...

Los años pasaron en busca de ese algo. Perdió la cuenta de todos los demonios, ángeles y muertos con los que había llegado a tener un momento de intimidad gracias a su siempre presente curiosidad, más el tiempo se alargó, se alargó y alargó, y para su desgracia, el tiempo es oro, y no fue suficiente. Okui pasó demasiado tiempo en una etapa de negación y deseo carnal que jamás se percató de lo que sucedía a su alrededor.

Al parecer existía un ser que se negaba a permitir la existencia de Okui. Ese demonio de nombre anónimo había caído perdidamente enamorado ante los encantos del viejo sabio, más este no le correspondía, porque alguien ya estaba presente en su corazón, un alguien que había estado con él desde principios de su existencia…

Aquel anónimo demonio no tardó en adivinar quién era la persona por la cual la relación entre ambos no era imposible ¿Quién más podía ser a parte del curioso y cautivador custodio de la gula? ¿Acaso había alguien que fuera tan cercano con el demonio? No… Aun cuando ambas almas eran libres, el amor que éstas se proclamaban era indiscutible…  ¿Cómo no podría ser amor si cada que se veían sonreían cómplices de su acallada relación? Eso hacía arder al demonio de envidia… Y la envidia es otro grande pecado al que no sólo los humanos terminan cediendo. La envidia te lleva a realizar cosas inimaginables…Y en ésta ocasión no fue la excepción…

El anónimo demonio estaba consciente de que no podría matar a la gula, tal vez sólo llevaría a cabo su cometido de manera física, pero no de una manera espiritual, mas no importaba… ¡¿Por qué habría de contenerse cuando alguien ocupaba el corazón de Eligos? ¡No! ¡No podía! Si sólo iba a hacerle un daño exterior a aquel ser que había osado a robar el corazón de su enamorado, podría darse por bien vencido…

Pero no tuvo en cuenta los fuertes sentimientos de Eligos hacia su discípulo, porque ese algo había cegado al duque. Aquel algo se caracteriza por todas las sensaciones que trae consigo… No permite que pienses con claridad, y jamás mides las consecuencias hasta que es demasiado tarde. Lo que Eligor hizo fue proteger a su ser amado, incluso a costa de su vida…

~~~~~~~~~~

─E…Eligos… Ma…Maestro… ─el custodio de la gula se acercó a paso tembloroso hasta donde el duque se encontraba, mirando pasmado la escena ¡¿Quién había hecho algo cómo eso?! ¡¿Quién desearía ver a Eligor muerto?! No… Su maestro no estaba muerto, aun respiraba…─, por favor… Ma…maestro, respóndame… ─Okui comenzaba a sentir el cómo sus ojos se tornaban acuosos, en un vano intento de retener sus lágrimas cerró ambas orbes mientras acariciaba el sedoso cabello del demonio.

─Okui… Acercate… ─la voz del demonio era débil, dando a entender que esas serían sus últimas palabras─, tómalo… Es tuyo… ─extendió el brazo donde la sortija del pacto que habían realizado hace varios años atrás se encontraba, no sin antes tomar del cuello a su alumno para así acercarlo a su rostro, de tal forma que pudiera darle un último beso a su amado─, te… te amo…

Fueron las últimas palabras del duque.

No, no podía ser posible… Y… ¿Por qué esas fueron las últimas palabras de su maestro?... Las últimas palabras…. Y las palabras que nunca salieron antes… Y se las fue a decir cuando no podía disfrutar de ellas… ¿Acaso… Acaso… Era amor?...

¡Sí! ¡Era amor! Amor… ¡Y ya no estaba ahí con él! ¡¿Por qué tuvo que esperar tanto tiempo para decir aquellas simples palabras?! ¡¿Por qué justo en el día de su muerte?!

Incapaz de procesar la información, Okui alzó su voz en un sonoro y desgarrador grito al escarlata cielo de Hela, un grito en el que trató de liberar todo el dolor que le estaba inundando más y más en cada momento. Mas ese grito no fue suficiente.

No podía asimilar el hecho de que su maestro ya no estaba ahí con él, y tampoco quería. Se aferró al inmóvil cuerpo del demonio y soltó el llanto que tanto había estado conteniendo.

¿Ahora estaba solo?

─Señor… Maestro… Eligos… No me deje… Se… Se lo suplico…

Pero ya era demasiado tarde…

~~~~~~~~~~

Superar la muerte de su maestro fue un arduo proceso para la gula. Si no fuera por el incondicional apoyo que sus hermanos le otorgaron, jamás lo hubiera podido llevar a cabo…

Actualmente se encuentra residiendo en Hela, dándose una vuelta momentánea al mundo en busca de algo de diversión… Pero esa sonrisa que siempre porta, tal vez sólo sea un engaño hacia sí mismo.


Gustos & Disgustos
Habilidades & Debilidades
Gustos:
* Las comidas exoticas y deliciosas.
*El alcohol y los dulces, aunque puede hacer que se descontrole. Suele consumirlos sin medidas.
*Encontrar alguien igual de lujurioso que el. Adora tener con quien jugar "libremente", siendo los juegos sexuales una de sus predilecciones.
Disgustos:
* No lograr lo que desea. Es algo que le pone muy malhumorado e inclusive grosero.
*Detesta cuando sus hermanos le jalan sus perforaciones al igual que el cabello solo para molestarlo.
*Que hablen de su maestro en vano, es algo que le deprime demasiado.
Habilidad:
* Su gran poder es sin duda la ilusion a su propio cuerpo. Este ser puede comer barbaridades de comidas, pero el otro siempre lo vera como alguien que come como un canario.
* Es increiblemente rapido, escurridizo y astuto. Siempre se sale con la suya.
* Maneja a la perfeccion armas pequeñas, como dagas o cuchillos que se puedan esconder en la ropa.
* Es un seductor innato. Un par de movimientos y ya estaras en su cama.
Debilidad:
* Los deseos son su debilidad. No sabe hasta donde parar y suele cegarse de manera inexplicable.
* Sus hermanos demonios capitales. Si algo le sucede a uno, este no tiene ni fuerzas para defenderse por si solo.
* Los dulces y tragos alcoholicos son un extasis que lo colocan aveces, demasiado sumiso si los consume. No por el alcohol o el azucar, sino como se dijo previamente, por el solo deseo.
Simon / DA ElephantWendigo

"At nos deum miseratio, obliviscitur, et ora pro nobis ad praesens vivere futuro"




Última edición por Okui Zravost el Lun Mar 03, 2014 4:56 pm, editado 3 veces
Volver arriba Ir abajo
Adonai

avatar

Localización : Templo de Skaya
Humor : Meh
Mensajes : 104

MensajeTema: Re: Okui Zravost (ID)   Sáb Mar 01, 2014 8:23 pm

:rene: 


I LOVE IT!!

Comenta cuando termines!!

_________________
Por favor, lee las reglas.
Volver arriba Ir abajo
http://slegs-gister.foroargentina.net
Okui Zravost

avatar

Mensajes : 7

MensajeTema: Re: Okui Zravost (ID)   Lun Mar 03, 2014 4:32 pm

Al fin, he terminado... -coro de ángeles aquí-

¡Disculpen las molestias!
Volver arriba Ir abajo
Adonai

avatar

Localización : Templo de Skaya
Humor : Meh
Mensajes : 104

MensajeTema: Re: Okui Zravost (ID)   Lun Mar 03, 2014 4:56 pm


TODOS TIENEN UN ROMANCE!! - Llora -

Gracias! excelente historia!! Seguro que controlaras de manera perfecta a Okui!!

_________________
Por favor, lee las reglas.
Volver arriba Ir abajo
http://slegs-gister.foroargentina.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Okui Zravost (ID)   

Volver arriba Ir abajo
 
Okui Zravost (ID)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Slegs Gister :: Registros y personajes. :: Expedientes de seguidores. :: Expedientes: Demonios-
Cambiar a: